*

Ana María Díaz: “Las becas PYME permiten ayudar a empresas que no cuentan con los recursos necesarios para contratar a profesionales”

Ana María Díaz, estudiante de quinto año de Ingeniería Comercial en la Universidad de Valparaíso, realizó su práctica profesional en COLSA Comunidad Logística de San Antonio, una Pyme del rubro portuario. Durante poco más de tres meses, la joven pudo observar de cerca el funcionamiento de esta coordinadora regional, experiencia que, asegura, le permitió obtener conocimientos que normalmente no se encuentran en una sala de clases.

Gracias a una de sus profesoras, la estudiante se enteró de las Becas Pyme que ofrece el Programa de Apoyo a la Educación de Santander Universidades. Así, vio la oportunidad de desempeñar una práctica profesional diferente, desenvolviéndose en un medio más demandante. “Las pequeñas y medianas empresas normalmente son las que más necesitan ayuda en actividades y son quienes cuentan con menos recursos para pagar a un practicante”, manifiesta.

La oportunidad le permitió también ponerse a prueba en condiciones más complejas y con menos facilidades. “Adquirir conocimiento en evaluación de proyectos, trabajar mediante objetivos y metas diarias y semanales fueron las principales habilidades que tuve que poner en práctica”, comenta sobre los aprendizajes que obtuvo. “Como la empresa se encuentra dentro del puerto de San Antonio he adquirido conocimientos sobre temáticas que normalmente no se tratan en la universidad, relacionadas a la importación y exportación  a nivel portuario”, explica.

En relación al carácter particular de la empresa, la futura ingeniera evalúa de manera positiva la oportunidad de trabajar con un equipo más pequeño. “El estudiante puede ser un aporte, obteniendo conocimientos y aprendiendo durante el periodo que comprenda la práctica profesional, de manera más completa que ayudando en una gran empresa”, asegura la estudiante.

Sobre la importancia de esta convocatoria impulsada por Santander, considera que se trata de una propuesta muy positiva, especialmente en regiones. “Apoyar a los estudiantes de educación superior es una iniciativa que debiera ser imitada por otras entidades que cuenten con gran cantidad de recursos”, reflexiona. “Hoy invertir en educación es algo necesario en el país, ayuda a los futuros profesionales a que las experiencias sean útiles y complementen su formación universitaria”, concluye.

Compartir