*

José Carlos Remesar: “Brain Chile marcó un punto de inflexión clave que nos impulsó a seguir adelante”

José-Carlos-RemesarCon el objetivo de crear un material de construcción capaz de mantener el calor y reducir el gasto energético de los hogares, el ingeniero José Carlos Remesar ideó HEAT, una novedosa fórmula que permite transformar el hormigón estructural común en un aislante térmico. El proyecto, que fue presentado como su tesis de magíster, le concedió además el primer lugar de Brain Chile 2015.

Junto a Mauricio López y Sergio Vera, expertos en hormigón de alto desempeño  y diseño energitérmico respectivamente, desarrollaron un compuesto en base a cemento, piedras, ceniza volante —desecho producido por la combustión a carbón de las centrales hidroeléctricas— y vidrio expandido. La propuesta puede aplicarse en forma de ladrillos o bloques, los que tienen una resistencia superior a la de un muro de albañilería común.

 “Habíamos desarrollado un buen producto, pero sentía que iba a quedar en el olvido, archivado en una tesis. Sin embargo, necesitaba más desarrollo y una mirada de estrategia de comercialización”, comenta el líder del proyecto. “Al mismo tiempo, estaba dispuesto a hacer lo que estuviera a mi alcance para seguir impulsándolo y se presentó la oportunidad de participar en Brain Chile”, explica.

El ingeniero civil de la Pontificia Universidad Católica de Chile reconoce la importancia de la convocatoria para la implementación de HEAT y también en su propio crecimiento profesional. “Fue increíble, me mostró un nuevo enfoque y pude conocer a más personas que con sus ideas querían mejorar el mundo” asegura José Carlos. “Marcó un punto de inflexión clave que nos impulsó a seguir adelante, no sé si habríamos seguido  por mucho tiempo sin Brain Chile”, reconoce.

En relación al Bootcamp, el equipo asegura haber obtenido herramientas claves para posicionarse en el mercado. “Mejoramos el prototipo, elaboramos una estrategia de protección intelectual y desarrollamos las primeras iteraciones del modelo de negocios, además de la exposición en la prensa nacional”, reflexiona José Carlos.

“Programas como Brain Chile son los que se necesitan para potenciar el desarrollo de nuevas tecnologías, las que tienen un impacto directo en el desarrollo del país”, menciona respecto de su participación en la convocatoria 2015.

 

Compartir