*

José Ignacio Henríquez: “Iniciativas como estas ayudan a que el nivel de la educación y de los profesionales del país crezca”

entrevista-blog

El estudiante de Ingeniería Comercial José Ignacio Henríquez se encuentra actualmente cursando un semestre en la Universidad de Deusto, en España. Pese a que aún no ha terminado su intercambio, afirma ya haber sufrido un cambio de mentalidad a nivel académico y personal. Desde adaptarse a una nueva ciudad, hasta aprender a trabajar en equipo con alumnos de todas partes del mundo son algunas de las diversas experiencias que le ha tocado vivir durante su estadía.

“Elegí San Sebastián por ser una ciudad pequeña en comparación con lo que estaba acostumbrado en Chile, no me habría ido a Madrid o Barcelona, ya que son más cosmopolitas. Vivir en la costa y que no haga falta tomar el metro, de hecho voy a mi Universidad en bicicleta y recorro así la ciudad también, ha sido un gran cambio”, comenta José Ignacio.

El futuro ingeniero asegura que se trata de un desafío que trae aprendizajes muy valiosos. “Es algo que hay que vivir, sea para perfeccionar estudios o por experiencia personal. Sirve muchísimo para conocerse a sí mismo fuera de casa y sin las mismas comodidades”, reflexiona. El estudiante de la Universidad Adolfo Ibáñez valora además la gestión de la oficina de relaciones internacionales de su casa de estudios, organismo que le entregó información referente a las Becas de Movilidad de Santander Universidades.

“Sin el aporte del banco dudo mucho que hubiera tomado la decisión final de estudiar fuera del país, debido al aumento en el costo de vida. Gracias a la beca mi estancia ha sido tranquila en términos económicos, pudiendo viajar y vivir cómodamente”, confiesa en relación a la importancia que ha tenido el Programa de Apoyo a la Educación para gestionar y facilitar esta aventura. “Creo que es una iniciativa muy buena. Están ayudando a que el nivel de la educación y de los profesionales del país crezca”, concluye.

“He aprendido a trabajar en equipo, aumentado mi tolerancia ante la diversidad de opiniones, conocido nuevas culturas y he forjado grandes amistades con personas de diferentes países. Además amplié mi red de contactos en el extranjero, lo que me servirá más adelante”, explica. José Ignacio está determinado a aplicar los aprendizajes obtenidos cuando regrese a Chile a terminar su carrera, lo que espera le permita impulsar nuevas propuestas en su universidad y también en el plano profesional. “Me gustaría generar un nuevo proyecto relacionado con el aspecto del medio ambiente, la comida o el deporte”, comenta respecto de sus planes para el futuro.

 

 

Compartir